Cuentas médicas no afectarán de inmediato el crédito

Para muchos consumidores, una inesperada calamidad de salud puede convertirse rápidamente en una calamidad financiera. Poco más de la mitad de toda la deuda que aparece en los informes de crédito está relacionada con gastos médicos, y los consumidores pueden encontrar que su puntaje está tan vapuleado como su cuerpo.

Ahora, las agencias de crédito están cambiando la manera en que reportan y evalúan la deuda médica para reducir algunas de las dolorosas consecuencias financieras de tener un problema de salud.

A partir del 15 de septiembre, las tres principales agencias de informes de crédito -Experian, Equifax y TransUnion- establecerán un período de espera de 180 días antes de incluir la deuda médica en el informe de crédito del consumidor. El plazo de seis meses tiene como meta garantizar que haya tiempo suficiente para resolver los reclamos con las aseguradoras y los retrasos en el pago.

Además, las agencias de crédito eliminarán la deuda médica de los informes de crédito de los consumidores una vez que la aseguradora la salda.

Los cambios surgieron luego de dos esfuerzos de los estados para ayudar a los consumidores: un acuerdo de 2015 negociado por el procurador general de Nueva York Eric Schneiderman y las tres agencias de informes crediticios, y otro acuerdo alcanzado poco después entre las agencias y 31 procuradores generales del estado. Los cambios serán instituidos a nivel nacional.

El período de espera de 180 días es “un gran paso hacia un proceso más equitativo”, dijo Julie Kalkowski, directora ejecutiva de Financial Hope Collaborative de la Creighton University en Omaha, Nebraska, que ofrece educación financiera y entrenamiento a personas de bajos ingresos, y a madres solteras.

En lugar de intentar recolectar las facturas médicas vencidas, los hospitales y las oficinas de los médicos suelen contratar a agencias de cobro para que persigan a los pacientes morosos. Pero el momento en que los proveedores llegan a ese paso varía ampliamente.

“Sin un proceso estandarizado, algunas cuentas se envían a las agencias de cobro porque tienen 30 o 60 días de vencidas en lugar de seis meses”, dijo Kalkowski.

Kalkowski dijo que varias de las mujeres que pasaron por el programa Creighton tenían facturas médicas que fueron enviadas a las agencias de cobros antes de que tuvieran 60 días de vencidas. La cantidad total adeudada en la mayoría de los casos era menos de $150, agregó.

Cerca de 43 millones de estadounidenses tienen deudas médicas en agencias de cobro que afectan negativamente a su crédito, según un informe de 2014 de la Oficina Federal de Protección al Consumidor (FEN), que compila los datos más recientes de la oficina. El monto promedio de deudas médicas en agencias fue de $579, en comparación con $1.000 para deudas no médicas. Para 15 millones de consumidores, la deuda médica era el único problema en su informe de crédito, según el análisis.

Tal vez esto no es sorprendente dado el aumento en el número de personas con planes de salud con deducibles altos y significativas responsabilidades financieras de bolsillo para la atención de la salud, dijo Chad Mulvany, director de políticas de la Healthcare Financial Management Association, que nuclea a profesionales de finanzas.

“Más gente que normalmente habría tenido un buen riesgo de crédito ahora está atrapada con cuentas grandes”, dijo.

Los prestamistas usan reportes de crédito y calificaciones de crédito para evaluar el riesgo de que alguien no pague un préstamo. Las empresas de puntaje de crédito construyen algoritmos que usan los datos de los informes de crédito de las personas para asignar una puntuación de crédito de tres dígitos, normalmente entre 300 y 850, que resume el riesgo de crédito de una persona en base a la información del reporte de crédito en un determinado momento. Los puntajes más altos indican un menor riesgo.

Empresas de puntaje de crédito como FICO y VantageScore, que desarrollan estos modelos, han estado ajustando sus fórmulas para tener en cuenta el hecho de que la deuda médica no es necesariamente un indicador exacto de si alguien tiene un buen riesgo de crédito.

“Aquellos con cuentas médicas suelen ser más propensos a pagar, comparado con los que tienen cuentas no-médicas”, dijo Ethan Dornhelm, vicepresidente de puntajes y análisis de FICO.

Para abordar este problema, los nuevos modelos de FICO y VantageScore diferencian entre deuda médica y no médica. Las personas con deudas médicas en agencias de cobro reciben una penalización menor que aquellas con cuentas no médicas, dijo Sarah Davies, vicepresidente senior de VantageScore Solutions.

El cambio puede hacer una diferencia en la puntuación de crédito.

Según FICO9, el modelo más reciente, alguien cuya única principal mancha de crédito es una o más cuentas médicas en agencias vería que su puntaje promedio aumentó aproximadamente 25 puntos sobre versiones anteriores, dijo Dornhelm de FICO.

Pero hay un problema: muchos bancos y otros prestamistas aún no han adoptado las versiones más recientes de los modelos de puntaje de crédito. Así que a pesar de que ahora la deuda médica no debe tener un impacto tan fuerte en la puntuación de crédito de una persona, en muchos casos puede ser que nada haya cambiado.

¿Qué debe hacer un consumidor? No puede controlar qué modelo de puntaje utiliza un prestamista, pero puede consultar regularmente su informe de crédito para asegurarse de que es exacto. Los consumidores tienen derecho a un informe de crédito gratis de cada compañía de informes de crédito anualmente.

“Si hay deuda médica que se ha pagado, debe ser eliminada en el futuro, y si tiene menos de seis meses, hay que averiguar cuándo se va a eliminar”, aconseja Davies, de VantageScore.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorial independiente de la Kaiser Family Foundation.

Related Topics

Cost and Quality Health Industry Insuring Your Health Noticias En Español