Return to the Full Article View You can republish this story for free. Click the "Copy HTML" button below. Questions? Get more details.

Nueve estados reabren mercados de seguros de salud, para ayudar a frenar a COVID-19

Al menos nueve estados están ofreciendo a sus residentes sin seguro otra oportunidad para inscribirse en un plan de salud para este año, a medida que los gobiernos locales buscan nuevas formas de combatir la pandemia de coronavirus.

Los estados han reabierto sus mercados de seguros para ayudar a calmar las preocupaciones de los consumidores sobre el costo de la atención médica, para que las personas que se sienten enfermas no dejen de ir al médico por los costos, y terminen propagando el virus sin darse cuenta.

En general, los consumidores que compran su propio seguro deben hacerlo durante el período regular en el otoño. Si no compran un plan y no califican para un período especial de inscripción, no pueden adquirir un plan en los mercados de seguros hasta la siguiente inscripción abierta.

Los estados que han reabierto los intercambios (Colorado, Connecticut, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva York, Rhode Island y Washington) tienen más flexibilidad que la mayoría de los estados para crear un período de inscripción especial porque gerencias sus propios mercados de salud.

California anunció el viernes 20 de marzo que su mercado, que había estado abierto por razones ajenas al brote, continuará permitiendo que los residentes se inscriban hasta junio debido a la preocupación generada por el coronavirus.

El Distrito de Columbia también está permitiendo que los residentes se inscriban, pero por razones ajenas al brote.

Michael Marchand, director de marketing de Washington Health Benefit Exchange, uno de los estados que está tomando esta medida, dijo que los residentes sin seguro que no vayan a hacerse la prueba para coronavirus por temor a los costos médicos representarían un “vínculo extremadamente débil en la cadena de respuesta y empeorarían las cosas”.

“El resultado final será que, en una situación de pandemia, la respuesta solo será tan fuerte como el eslabón más vulnerable de la cadena”, dijo.

La Universidad Johns Hopkins tiene un mapa para monitorear el brote minuto a minuto.

Casi 28 millones de personas en los Estados Unidos no tienen seguro de salud.

En la mayoría de los estados, para las personas que se inscriban ahora la cobertura entrará en vigencia el 1 de abril.

El gobierno federal, que administra los mercados de 32 estados en cuidadodesalud.gov, no está haciendo una oferta similar.

Veinticinco senadores enviaron una carta al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) el 12 de marzo, instándolos a dar a los consumidores una oportunidad especial para inscribirse.

“Es imperativo que los pacientes reciban atención cubierta, independientemente de si dan positivo o negativo para el virus”, dice la carta.

En un comunicado, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), que administran los mercados federales, dijeron que no están ofreciendo un período especial de inscripción, pero continúa evaluando las opciones a la luz del brote de coronavirus. Alentó a las personas a verificar si califican para un período especial de inscripción por lo que se llama “eventos de vida calificados” como la pérdida de cobertura por un despido, un casamiento o el nacimiento de un bebé.

Seth Merritt, de 42 años, se inscribió en un plan de salud el jueves 19 en Providence, Rhode Island, después de perder su trabajo como cantinero cuando el bar en el que trabajaba cerrara debido a las preocupaciones sobre la propagación del virus, contó.

No tenía seguro y no quería lidiar con los gastos médicos si llega a contraer COVID-19.

Merritt contó que, la noche en la que perdió su trabajo, se conectó en línea para inscribirse en un plan y se inscribió a la mañana siguiente.

“Asumí que sería difícil. Supuse que no tendría sentido “, dijo, pero se alegró de que no tomara mucho tiempo.

Los detalles del período especial de inscripción abierta varían. Algunos estados, como Nevada y Maryland, están brindando cobertura a las personas sin seguro y aquellas con seguro de salud a corto plazo que no ofrece beneficios integrales. Massachusetts y Washington, permiten inscripciones solo para personas que no tienen cobertura.

Funcionarios estatales dijeron que la respuesta ha sido positiva. En Rhode Island, casi 175 personas se inscribieron en un plan dentro de las primeras 72 horas del período especial de inscripción, dijo Lindsay Lang, directora del mercado de seguros estatal.

Michele Eberle, directora ejecutiva del intercambio de salud de Maryland, dijo que más de 1,500 personas se inscribieron en 48 horas. Washington ha tenido 2,970 solicitudes y se han inscrito 530 personas.

“Hay cosas más allá de nuestro control que pueden suceder, como el coronavirus”, dijo Eberle, “y es realmente útil tener una tranquilidad como el seguro de salud”.

Renata Marinaro trabaja con una población cuyo estatus de cobertura es volátil incluso en circunstancias normales: empleados en la industria del entretenimiento.

Como director nacional de servicios de salud para el Actors Fund, una organización sin fines de lucro que ofrece servicios de apoyo para artistas profesionales, Marinaro ha visto que las solicitudes de ayuda se disparan a medida que las empresas que emplean artistas están cerrando.

De las 2,000 llamadas que recibió la organización, muchas buscan ayuda financiera, explicó. Pero el seguro también es una preocupación importante. Debido a que muchos en la industria enfrentan horarios e ingresos inconsistentes, tienden a cambiar de planes con frecuencia o no tienen cobertura.

Ya sea impulsada por el desempleo o por el virus, la demanda de cobertura durante el período especial de inscripción podría representar un riesgo financiero para las aseguradoras en estos estados, dijo Sabrina Corlette, profesora de investigación y codirectora del Centro de Reformas de Seguros de Salud de la Universidad de Georgetown. Las aseguradoras confían en cubrir un número estable de personas, o grupo de riesgo, para calcular cuánto cobrar por la atención médica.

Estos consumidores extra también pueden representar una presión para las aseguradoras, que ya tenían los precios establecidos para el año. Funcionarios estatales dijeron que las aseguradoras han apoyado la medida de un período especial de inscripción para responder a COVID-19.

A pesar de la apuesta, los funcionarios estatales dijeron que no ven la reapertura de los mercados como una recompensa para los residentes que ignoraron los esfuerzos regulares de inscripción. Una segunda oportunidad de obtener cobertura puede traducirse en que las personas más jóvenes y saludables compren planes y compensen el gasto de las personas enfermas, dijeron algunos.

Sin embargo, solo el tiempo dirá si los sanos o los enfermos se inscribirán, dijo la doctora Charlene Wong, pediatra e investigadora de salud en la Universidad Duke.

“Es difícil saber cómo se va a comportar la gente en este momento”, dijo Wong, “porque es un momento inusual”.

La reportera de California Healthline Rachel Bluth colaboró con este informe.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorial independiente de la Kaiser Family Foundation.

Some elements may be removed from this article due to republishing restrictions. If you have questions about available photos or other content, please contact khnweb@kff.org.