Peligrosos desechos del vapeo son un nuevo dolor de cabeza para escuelas y ciudades
Share This Story

Peligrosos desechos del vapeo son un nuevo dolor de cabeza para escuelas y ciudades

Kristen Lewis, subdirectora de Boulder High School, tiene una caja en donde pone todos los desechos de vapeo que se encuentran en la escuela y alrededores. Los llevan a una planta procesadora. (John Daley/Colorado Public Radio)

En su oficina de Boulder High School , la subdirectora tiene una caja de cartón donde tira el botín de su batalla contra la nueva adicción estudiantil.

“Esto es lo que yo llamo la caja de la muerte. Esto es todo lo que hemos confiscado”, indicó Kristen Lewis.

La caja está llena de vapeadores como Juul, la marca líder de cigarrillos electrónicos, docenas de cápsulas desechables con líquido de nicotina e incluso una caja solitaria de Marlboro.

En Boulder High, los estudiantes tienen prohibido fumar cigarrillos de tabaco o vapear en cualquier lugar de la escuela. Pero Lewis y otros empleados regularmente sacan cigarrillos electrónicos de las manos de los estudiantes o encuentran cápsulas usadas dispersas por todas partes.

En el estacionamiento de la escuela, Lewis vio algunos envases desechados y los recogió: “Parece que éste es un dispositivo de Orion”. Un poco más adelante, vio un montón de desechos de vapeo: “Sí, más cápsulas de Juul”. También los encuentra en los alrededores: a lo largo del borde de la cercana Boulder Creek, y en los patios de las casas frente a la escuela.

El alcance de la basura revela “como se ha convertido en parte de la vida cotidiana de nuestros estudiantes”, dijo Lewis. “Y eso es lo que da miedo, realmente se ha convertido en una epidemia en nuestras escuelas, y no solo aquí en Boulder High, todas las escuelas secundarias de la nación están lidiando con esto”.

Colorado encabezó la lista nacional de vapeo adolescente en 2018, y Boulder es uno de los puntos clave. El aumento en el vapeo ha provocado problemas de salud, incluyendo un brote de enfermedad pulmonar muy grave y, a veces, mortal. El vapeo también ha creado un nuevo problema ambiental, con el dilema de cómo desechar los cigarrillos electrónicos y las cápsulas usadas.

La cápsula desechable es un pequeño cartucho de plástico que contiene el líquido de nicotina. Se ajusta a la base del dispositivo electrónico para fumar, a menudo llamado “bolígrafo vape”, que puede parecerse a un bolígrafo real o un accesorio digital inocuo, como una unidad flash. En 2017, se vendieron más de 16 millones de dispositivos en el país, una cifra que no incluye las cápsulas desechables, que en el caso de Juul, a menudo se venden en paquetes de cuatro.

Dónde poner los cartuchos usados y dispositivos cargados de baterías después de su uso se está convirtiendo en un gran problema para los administradores de residuos y las autoridades escolares.

El custodio de Boulder High, Allen Chávez, muestra un agujero en la pared del baño de varones en donde los estudiantes dejan productos de vapeo. Dijo que los encuentra por toda la escuela. (John Daley/Colorado Public Radio)

Cómo eliminar residuos de vapeo

En Boulder, la comunidad está respondiendo a la avalancha de desechos. Las escuelas del condado y sus departamentos de salud y gestión de residuos se unieron para crear un sitio web sobre cigarrillos electrónicos y vapeo que incluye información sobre el desecho seguro. En noviembre, los votantes de Boulder aprobaron un impuesto del 40% sobre todos los dispositivos electrónicos para vapear y las cápsulas desechables.

Durante una caminata por Boulder High, el custodio Allen Chávez señaló dónde encuentra cápsulas de Juul vacías. Los estudiantes los guardan entre los cojines de los muebles. “La mayoría de las cosas que encontramos están en las grietas de estas sillas, aquí”, dijo Chávez.

En el baño de varones, Chávez señaló un pequeño agujero en la pared, donde los estudiantes depositan las cápsulas usadas. “He sorprendido a un par de jóvenes”, dijo Chávez, pero los estudiantes suelen decir: “‘No fui yo”.

Angel Ocon jugó fútbol en Boulder High y dijo que ha visto muchas cápsulas descartadas debajo de las gradas del estadio de la escuela. “Si uno va a vapear, lo único que le interesa es como obtener el zumbido del vapeo, no dónde va a tirar los residuos”, dijo Ocon.

Shelly Fuller, quien administra el programa de materiales peligrosos del condado de Boulder, dijo que ninguno de los componentes debe tirarse a la basura. Los cigarrillos electrónicos deberían llevarse a un centro de reciclaje o desechos peligrosos como el suyo.

En una mesa de clasificación de baterías, Fuller mostró un balde de artículos de cigarrillos electrónicos. Este nuevo grupo de objetos apareció en el flujo de residuos hace un par de años, dijo. La gente pasa a dejar vaporizadores, cápsulas y baterías, pero los artículos también aparecen en la basura general.

“Si vienes a dejar pintura o productos químicos domésticos o algo así, también puedes traer tus dispositivos de vaporización”, dijo Fuller.

Una vez, un padre vino a descartar una caja llena de recipientes de plástico recargables para líquidos para vapear, que encontró en la habitación de un niño. El padre le dijo a Fuller: “Solo quiero sacar esto de mi casa. No quiero que tengan acceso a esto”.

Como productos de desecho, los diferentes componentes de los cigarrillos electrónicos deben tratarse por separado. Los dispositivos de vapeo tienen baterías, generalmente de iones de litio, y Fuller los envía a una instalación de reciclaje en Arizona. Las cápsulas de e-líquido, por otro lado, las envía a una instalación en el este de Colorado. Esas cápsulas pueden contener trazas de restos de nicotina concentrada, por lo que deben eliminarse con mucho cuidado.

“Lo enviamos con nuestros venenos o tóxicos. La nicotina se considera un desecho peligroso extremo, ya que las dosis pequeñas pueden ser letales para un humano o un animal pequeño”, indicó Fuller.

La planta de reciclado de Boulder ha visto un aumento de desechos producto del vapeo. (John Daley/Colorado Public Radio)

Riesgos de envenenamiento o contaminación

Un estudio reciente de una docena de escuelas secundarias en el área de la Bahía de San Francisco encontró que los desechos de cigarrillos electrónicos, tabaco y productos de cannabis están causando contaminación ambiental en las escuelas secundarias y en áreas cercanas.

En varias escuelas secundarias de mayores ingresos, los investigadores encontraron “cantidades sustanciales de desechos de cigarrillos electrónicos como Juul”, la gran mayoría provenía de “cápsulas con sabores distinto al sabor del tabaco”.

En las escuelas de bajos ingresos, los investigadores encontraron una mezclas de artículos de desecho, incluyendo los restos de puros y cigarrillos pequeños con sabores agregados. En todas las escuelas secundarias, informaron haber encontrado grandes cantidades de colillas, particularmente de cigarrillos mentolados. También encontraron residuos de cannabis con sabor.

Los artículos de vapeo desechados o descuidados han provocado intoxicación accidental por nicotina: el Centro de Envenenamiento y Drogas de las Montañas Rocosas informó de casi 250 llamadas de este tipo entre 2013 y 2018, de las cuales más de la mitad involucraron a niños menores de 5 años.

Brittany Carpenter, especialista en educación sobre el tabaco del condado de Boulder, dijo que los sabores de e-líquido son atractivos para los niños y las mascotas”. Si una persona lo deja en una mesa accesible, se puede abrir o se puede derramar y está el peligro de ser absorbido a través de la piel. Entonces se está ingiriendo o absorbiendo de alguna manera”, señaló.

Una incidencia de intoxicación por nicotina puede requerir una visita al médico o incluso una ida al hospital. Una cápsula de Juul contiene nicotina equivalente a 20 cigarrillos, casi lo mismo que un paquete de cigarrillos. Carpenter dijo que la investigación acaba de comenzar a determinar los ingredientes exactos del líquido del cigarrillo electrónico dentro de una cápsula, pero además de la nicotina, “hay algunos metales pesados como el plomo, el estaño y el níquel”.

Todas las cosas tóxicas en un cigarrillo electrónico pueden terminar en la tierra o el agua si no se eliminan adecuadamente, dijo John Volckens , investigador de salud ambiental en la Universidad Estatal de Colorado. “A medida que la batería se degrada, los compuestos en la batería pueden filtrarse al agua cercana”, alertó.

Al igual que muchos productos, un cigarrillo electrónico o cápsula desechada realmente no desaparece, simplemente se va a otro lado, reseñó Volckens. “Esto contribuye a un mayor problema de desechos electrónicos que tenemos como sociedad”.

Sin embargo, la industria del vapeo no ha hecho un esfuerzo para alentar el reciclaje de sus productos, incluyendo las cápsulas de nicotina, dijo Volckens.

Algunos partidarios del vapeo descartan las preocupaciones ambientales y las indican como exageradas.

“No hay daños ambientales, en comparación con todos los productos para el hogar que tiramos a la basura todos los días”, dijo Gregory Conley, presidente de la Asociación Estadounidense de Vapeo. “Cuando alguien tira una cápsula al suelo imprudentemente, la mayoría del contenido se evapora, y queda poco o nada de líquido en esa cápsula”. Agregó que realmente depende de los propios consumidores cuidar sus desechos.

Juul, el líder del mercado del vapeo, rechazó las solicitudes de entrevistas. Su sitio web afirma que las cápsulas de Juul no deben rellenarse y pueden tirarse a la basura, lo que es contrario a lo que aconseja el condado de Boulder. El sitio web recomienda que los dispositivos que contienen baterías se eliminen de la misma manera que otros dispositivos electrónicos, como los teléfonos celulares.

“Esto es algo completamente nuevo que en realidad no creo que mucha gente se haya planteado”, dijo Stephanie Faren, directora de servicios de salud del Distrito Escolar de Boulder Valley.

Esta historia es parte de una alianza que incluye a Colorado Public RadioNPR y Kaiser Health News.