¿Qué pasa si debes cambiar de plan de salud… estando enfermo?

Jasmine Winning, de 2 años, de Santa Clarita, California, tiene una condición cardíaca congénita por la que tendrá que tener su tercera cirugía el año próximo. La aseguradora de su familia ya no operará en 2018 en el estado, y su familia no sabe si el nuevo plan cubrirá la cirugía. (Cortesía de Joanna Joshua)

Joanna Joshua, de 39 años, entró en pánico cuando abrió una carta de Cigna, la aseguradora de salud de su familia, anunciando que se retiraba del mercado de seguros de California en 2018.

La residente de Santa Clarita no tenía otra opción más que cambiar de plan de salud

“¿Qué voy a hacer?”, se preguntó Joshua. Su hija de 2 años, Jasmine Winning, necesita una cirugía de corazón el próximo año debido a una rara enfermedad que sufre desde que nació. La niña ya ha tenido dos operaciones cardíacas porque nació con un corazón malformado, una condición producto del síndrome de Heterotaxy, en el que los órganos internos no están donde deberían estar.

Joshua cree que es crítico poder mantener a los mismos doctores, ya que conocen a la perfección la particular anatomía de la pequeña. Interrumpir la relación entre Jasmine y su equipo médico sería una “amenaza para su vida”, dijo Joanna.

Miles de personas en todo el país se encuentran en esta difícil situación.

En California, La decisión de Cigna, junto con la reciente noticia de que Anthem Blue Cross se retirará del mercado individual en una gran franja del estado, ha llevado a un legislador estatal a proponer una legislación que ayudaría a pacientes gravemente enfermos como Jasmine a mantener a sus médicos incluso si estos médicos no forman parte de la red del nuevo plan de salud.

Anthem citó la inestabilidad del mercado, vinculada a la incertidumbre sobre la política federal, como una razón principal para retirarse. Cigna también citó la inestabilidad. El senador estatal Ed Hernández (demócrata de West Covina) dijo que el nuevo proyecto de ley protegería a los pacientes vulnerables.

“Tenemos que asegurarnos de que haya estabilidad y cierta tranquilidad para el consumidor”, dijo Hernández, presidente del Comité de Salud del Senado y autor del proyecto.

Para las personas que compran su propio seguro y tienen que cambiar de planes porque su aseguradora está “colgando los guantes”, la ley de Hernández requeriría que el nuevo plan cubra el tratamiento de los mismos médicos, incluso si no están en la red de la nueva aseguradora.

La disposición se aplicaría a los afiliados bajo tratamiento para una enfermedad crónica, aguda o terminal, y en casos de embarazo. La cobertura estaría supeditada a que el médico aceptara el pago ofrecido por el nuevo plan de salud, y la aseguradora tendría que continuar cubriendo los servicios de ese proveedor por un año. La cobertura podría extenderse más allá del año si se trata de un enfermo terminal.

Jasmine Winning es la cara visible de la nueva propuesta de ley, y de aprobarse se la llamaría “ley Jasmine”.

Las personas que tienen seguro individual en muchas otras partes del país también podrían estar luchando para mantener a sus médicos el próximo año. En Texas, ocho aseguradoras de salud se retiraron del mercado individual. Para el próximo año, Aetna se habrá retirado completamente de los 15 mercados en los que estaba ofreciendo seguros en los mercados del Obamacare desde 2014. Miles de personas en Nevada no podrán comprar planes de salud subsidiados después que Anthem saliera de muchos mercados de seguros.

Aproximadamente 6.000 clientes que tienen planes individuales a través de Cigna en California tendrán que encontrar una nueva cobertura el próximo año, según el Departamento de Seguros de California. Este año, Cigna está vendiendo la cobertura individual y familiar en las grandes regiones urbanas de California, incluyendo el Área de la Bahía de San Francisco, Los Ángeles, el condado de Orange y San Diego.

Defensores de los consumidores dicen que el retiro de las dos aseguradoras en California será una “gran perturbación” para los pacientes, y ahora es el momento de protegerlos con una nueva legislación.

Angela Perry, analista de políticas de Consumers Union, dijo que los pacientes seriamente enfermos deben tener cobertura garantizada que les permita permanecer con los proveedores que conocen y confían.

La madre de Jasmine Winning, Joanna Joshua, no sabe qué va a hacer con la cirugía pendiente de su hija en Stanford el próximo año si no puede encontrar un plan que la cubra.

Fue por eso que, después de recibir la carta de Cigna en junio, condujo 350 millas hasta Sacramento para golpear las puertas de los legisladores estatales.

El senador Hernández la escuchó y la comprendió.

“No es sólo esta niña”, dijo Hernández. “Estoy seguro que hay otras familias que potencialmente podrían enfrentar situaciones similares”.

Related Topics

Health Industry Insurance Noticias En Español The Health Law