Los aspirantes a gobernar California explican sus diferencias en políticas de salud

(Brand X Pictures via Getty Images)

Los principales candidatos a la gobernación de California están de acuerdo en que la atención médica debería funcionar mejor para los residentes del Golden State. En declaraciones a California Healthline coincidieron en que el seguro debería ser más asequible, que los costos son irrazonablemente altos y que una competencia sólida entre hospitales, médicos y otros proveedores podría ayudar a bajar los precios.

En lo que no están de acuerdo es en cómo lograr esos objetivos. Y las discrepancias abundan incluso entre los demócratas que representan al partido dominante del estado.

“El cuidado de la salud les brinda la oportunidad perfecta para cristalizar esa división” entre los progresistas de izquierda y los “moderados pragmáticos” del Partido Demócrata, explicó Thad Kousser, profesor de ciencias políticas en la Universidad de California-San Diego.

Un buen ejemplo son los dos principales candidatos demócratas. Ambos buscan la cobertura de salud para todos en el estado, incluidos los inmigrantes que viven aquí sin autorización.

El vicegobernador Gavin Newsom, considerado un demócrata liberal, respalda un sistema de atención médica de pagador único. Eso significaría desmontar la industria de seguros de salud para crear un programa de atención médica para todos en el estado financiado por los impuestos.

Pero el ex alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, califica de “irreal” al sistema de pagador único y aboga por lograr una cobertura de salud universal a través de cambios graduales en el sistema actual.

Bajo el sistema de elecciones primarias de California, conocido como “top-two”, los candidatos para puestos estatales o del Congreso aparecerán en la misma boleta del 5 de junio, independientemente de la afiliación partidaria. Los dos candidatos más votados avanzarán a las elecciones generales de noviembre.

Una encuesta realizada a finales de abril por el Institute of Governmental Studies de la University California-Berkeley sitúa a Newsom en primer lugar con el apoyo del 30% de los votantes potenciales, seguido por los republicanos John Cox, con 18%, y Travis Allen, con 16%. Le siguen los demócratas Villaraigosa, con un 9%, John Chiang con un 7% y Delaine Eastin con un 4%. Un 13% de posibles votantes figuraban como indecisos.

La atención médica es un tema clave de la campaña para gobernador de este año debido a los recientes intentos federales para derogar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) que hubiera dejado sin cobertura a millones de californianos, dijo Kim Nalder, profesor de ciencias políticas en la Universidad Estatal de California en Sacramento. California ha repelido los esfuerzos republicanos en el Congreso para desmantelar la ley.

“Existe mayor apoyo en California para la cobertura universal que en otras partes del país”, apuntó Nalder. Los demócratas y quienes no se identifican con ningún partido constituyen casi el 70% de los votantes registrados. Esos votantes se preocupan más por la cobertura de salud que los republicanos, explicó Nalder.

“Quien se muestre más a favor [de la cobertura de salud universal] es probable que gane más votos”, dijo.

Pero los principales candidatos republicanos, Cox y Allen, no son partidarios de una mayor participación del gobierno. Los dos están a favor de generar mayor competencia en el mercado y de una menor regulación para reducir los costos, ampliar las opciones y mejorar la calidad.

“Los gobiernos encarecen todo”, dijo Cox, ex asesor del ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, durante su candidatura presidencial en las primarias republicanas. “El sector privado busca la eficiencia”.

California Healthline les preguntó a los seis candidatos principales sobre seguros de salud, el precio de los medicamentos, la epidemia de los opioides y la consolidación hospitalaria. Se basó en la encuesta del instituto.

(Greg Doherty/Patrick McMullan via Getty Images)

Nombre: Gavin Newsom

Partido: Demócrata

Edad: 50

Ciudad de residencia: Kentfield (Condado de Marin)

La posición del vicegobernador Gavin Newsom a favor de un sistema de atención médica administrado por el gobierno y de un solo pagador se ha convertido en una plataforma clave de su campaña.

“Nuestro sistema actual de financiación de la salud no es sostenible y resulta un lastre para nuestra economía”, dijo Newsom a California Healthline en un comunicado enviado por correo electrónico.

El aspirante a gobernador se ha ganado las críticas de los opositores sobre el costo del sistema de pagador único, que podría requerir unos $200 mil millones anuales más de financiación pública.

Pero el demócrata aseguró también estar abierto a otros modelos de cuidado de salud universal, como “Medicare para Todos”, que podría incluir a las compañías aseguradoras, o algo parecido al programa Healthy SF de San Francisco, según una entrevista que le concedió al diario The Sacramento Bee el año pasado.

El programa Healthy SF, que Newsom aprobó en 2006 cuando era alcalde, consiste en el cuidado de salud basado en seguros financiados con una combinación de dólares públicos, privados y de los pacientes para cubrir a los que permanecen sin seguro.

El compromiso de Newsom con el pagador único atraerá a los “Berniecrats”, y al ala izquierda del Partido Demócrata. Ya le ha asegurado el respaldo de un sindicato de enfermeras de 100,000 miembros, la California Nurses Association (CNA), un poderoso grupo de presión en el estado.

Si es elegido gobernador, Newsom dijo que lucharía contra el gobierno federal si intentara sabotear las inscripciones conseguidas gracias a la Ley de Cuidado de Salud Asequible, o si tratara de recortar los fondos de Medicare.

Para combatir el alto precio de los medicamentos, Newsom dijo que reduciría los copagos de los pacientes y que aprovecharía el enorme poder de compra del estado para obtener descuentos en las medicinas. No ofreció más detalles.

También se comprometió a garantizar que los reguladores de seguros de salud analicen las fusiones entre los sistemas hospitalarios y las compañías de seguros para evitar que los costos médicos se disparen.

Dijo que California ha avanzado en la crisis de la adicción a los opioides al reducir el número de recetas y mejorar el acceso al tratamiento. Y señaló que espera que el tratamiento mejore aún más con los fondos generados por la ley de marihuana recreativa, aprobada en 2016. Newsom propuso la medida al inicio de su campaña, y dijo que la ley surgió de una iniciativa política que él encabezó.

(Cortesía de John Cox for Governor 2018)

Nombre: John Cox

Partido: Republicano

Edad: 62

Residencia: Rancho Santa Fe

El empresario John Cox quiere que el gobierno no se meta en el cuidado de salud. Si fuera elegido gobernador, este hombre de negocios que hizo su fortuna como contador y administrador de propiedades dijo que usaría el libre mercado para que la atención médica sea menos costosa y responda mejor a los pacientes.

Pero Cox no explicó exactamente cómo lo haría. Reconoció que no tiene “todas las respuestas”, pero aseguró que contrataría expertos para ayudarlo a diseñar políticas que reduzcan la “interferencia del gobierno” en la atención médica.

Aunque nunca ha ocupado cargos públicos, Cox no es nuevo en la política. Fue asesor financiero de campaña en California para Gingrich durante el intento presidencial del expresidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 2012, y lidera una iniciativa para derogar el aumento del impuesto a la gasolina en California.

Cox dijo que, como gobernador, traería más tecnología al cuidado de la salud, lo que facilitaría que los pacientes de las zonas rurales pudieran ver a los médicos por medio de citas de telesalud. Dijo que también fomentaría la competencia entre los fabricantes de medicamentos y alentaría un uso más amplio de medicamentos genéricos para reducir los precios de los productos farmacéuticos. Pero indicó que los esfuerzos del gobierno para reducir los costos de los medicamentos recetados deberían tener lugar a nivel federal, no estatal.

Con respecto a un programa de pagador único administrado por el gobierno, Cox dijo: “Dios mío, no”. El candidato dijo que las recientes propuestas legislativas para expandir la cobertura —como crear subsidios estatales para ayudar a las personas a comprar seguros privados— ejemplifican cómo los demócratas intentan ejercer “control sobre las personas”.

Utilizar fondos de los contribuyentes para expandir la atención médica a los inmigrantes sin papeles en California no sería un buen comienzo, agregó.

“Las personas que son ilegales… se supone que no deberían estar en este país”, dijo.

Para Cox la mejor manera de cubrir a más personas es impulsar la economía para que más californianos puedan comprar su propio seguro de salud.

A diferencia de sus oponentes demócratas y de la legislatura estatal de mayoría demócrata, Cox no está interesado en defender los pasos que California ya ha tomado para ampliar la cobertura a las personas bajo la ACA. Los cerca de 5 millones de californianos que han obtenido cobertura bajo la ley desde 2014 podrían entrar en grupos de seguros de alto riesgo si se cancela ACA, dijo.

Cox considera que hay un aspecto del libre mercado que es problemático para la atención médica: la consolidación. Dijo que los reguladores deberían hacer cumplir las regulaciones antimonopolio cuando los sistemas de salud devoran a los competidores y aumentan los precios.

(Courtesy of Travis Allen For Governor 2018)

Nombre: Travis Allen

Partido: Republicano

Edad: 44

Ciudad de residencia: Huntington Beach

En pocas palabras, Travis Allen cree que el gobierno está arruinando el servicio de salud.

“Ningún californiano quiere ir al DMV para que lo atienda su médico”, dijo Allen para resumir su oposición a la atención médica administrada por el gobierno y de un solo pagador, una idea que ha centrado la atención en la elección para gobernador.

El legislador estatal republicano proclama los principios de competencia y desregulación del libre mercado, como la cura para el debilitado sistema de salud de California.

Allen dijo que, si fuera gobernador, presionaría para que iniciativas electorales deshagan las leyes que desalientan a las aseguradoras de fuera del estado a establecerse en California. También se enfocaría en que los planes de salud ofrezcan un determinado conjunto de beneficios que, según él, daría lugar a primas más bajas y más opciones para los consumidores.

En el mercado ideal que propone, las personas podrían comprar cobertura de salud con los beneficios que más les convengan, como las pólizas sin cobertura de maternidad.

“Todos los que quieran atención médica en California deberían tener la oportunidad de obtenerla”, dijo; pero para llegar ahí, “más gobierno no es la respuesta, sino más competencia”.

El residente de Huntington Beach toma prestada la retórica del presidente Donald Trump, quien ha defendido la idea de vender seguros más allá de las fronteras estatales. Las aseguradoras de salud ya venden pólizas más allá de las demarcaciones estatales, pero Allen dijo que trabajaría para reducir las regulaciones “sofocantes” que impiden la entrada de nuevos competidores.

El desmantelamiento de las regulaciones también ayudaría a prevenir la consolidación hospitalaria, indicó Allen, porque surgirán nuevos negocios de salud y tendrán que competir. Eso reduciría los precios también.

Citando “una falta intencional de transparencia” en el cuidado de salud, Allen dijo que abogaría por una legislación que exija a los médicos, los hospitales y las farmacéuticas que revelen sus precios antes de brindar servicios, para que los pacientes puedan encontrar el mejor precio.

La falta de transparencia “hace que sea muy difícil para los californianos entender exactamente lo que están pagando”, explicó Allen.

También apoya “al cien por cien” la eliminación de ACA, y usaría su influencia como gobernador para presionar por una derogación a nivel federal. Los cinco millones de californianos que ahora tienen cobertura a través de la ley podrían entrar en grupos de alto riesgo o comprar su propio seguro de salud. Reconoció que podrían tener que pagar precios más altos si tienen condiciones preexistentes.

Respecto a la epidemia de opioides, Allen quiere que se pueda acceder con mayor facilidad a medicamentos contra la adicción, como naltrexona, a través de Medi-Cal, el programa estatal de Medicaid para residentes de bajos ingresos.

Allen dijo que, como gobernador, trabajaría para derogar la Proposition 47, aprobada por los votantes en 2014, que redujo las sanciones penales por posesión de drogas. Para Allen la ley ha tolerado el consumo de drogas provocando un aumento de las adicciones.

Antonio Villarraigosa (Chelsea Guglielmino/Getty Images)

Nombre: Antonio Villaraigosa

Partido: Demócrata

Edad: 65

Ciudad de residencia: Los Ángeles

Cuando Antonio Villaraigosa era un adolescente, estuvo un tiempo paralizado por un tumor benigno en la espalda, y necesitó de una

cirugía complicada para recuperarse.

“Recuerdo que mi madre le agradeció a Dios que tuviéramos un seguro de salud”, dijo Villaraigosa en una declaración escrita proporcionada por su campaña.

El ex alcalde de Los Angeles y portavoz demócrata de la asamblea estatal contó que pudo recuperarse porque tuvo acceso a la salud, y por eso cree que la atención médica debería ser un derecho para todos los californianos.

Si fuera elegido gobernador, Villaraigosa dijo que “confrontaría a Donald Trump” y lucharía para mantener a los californianos asegurados bajo ACA. Sería “un desastre” si los republicanos en Washington, D.C., recortaran los fondos que cubren aproximadamente a cinco millones de personas.

“Tenemos que luchar duro para proteger y fortalecer lo que tenemos”, dijo.

Villaraigosa, quien recientemente ha caído en las encuestas, aboga por una solución gradual para cerrar la brecha en la cobertura de salud de los californianos, en lugar de desmontar y eliminar el actual sistema basado en seguros.

Dijo que el costo de $200 mil millones para el pago único es poco realista, y se enorgullece de ser el primer candidato a gobernador demócrata en admitirlo.

“No temí pagar un precio político por hacer lo correcto”, expresó refiriéndose a su oposición al proyecto de ley de pagador único respaldado por la CNA que le hizo perder el apoyo de los sindicatos a su candidatura.

Villaraigosa indicó que defendería una opción de seguro de salud “pública” que permitiera a los californianos sin seguro acogerse a un programa público como Medi-Cal, el programa estatal de Medicaid, independientemente de sus ingresos.

Para combatir la epidemia de opioides, Villaraigosa dijo que aumentaría los fondos para la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias. Dado que la adicción afecta en gran medida a los barrios pobres, aseguró que invertir en puestos de trabajo bien remunerados atenuaría la epidemia.

Agregó que quiere promover el cuidado preventivo y elevar las tasas de reembolso para los doctores que tratan a pacientes de Medi-Cal. También planea abordar problemas que contribuirían a mejorar la salud para los californianos, como preservar la pureza del aire y del agua, y mejorar el estatus económico de las personas, dijo.

John Chiang (Justin Sullivan/Getty Images)

Nombre: John Chiang

Partido: Demócrata

Edad: 55

Ciudad de residencia: Torrance

Como administrador del presupuesto estatal desde hace tiempo, John Chiang tiene experiencia en políticas de salud.

Cuando un Congreso dominado por los republicanos intentó derogar ACA el verano pasado, Chiang, un demócrata que fue elegido tesorero estatal en 2014, creó un fondo de emergencia de $20 millones para mantener abiertas clínicas como Planned Parenthood.

El otoño pasado, él y los tesoreros de otros tres estados enviaron un claro mensaje a los fabricantes de opioides: o toman medidas para detener la epidemia y ayudan a las comunidades que han sido devastadas por la adicción, o se recortará el sueldo de los ejecutivos.

“Queremos presionarlos con su compensación económica para que tomen en serio la epidemia de opioides”, dijo Chiang.

Chiang también toma una línea dura contra las compañías farmacéuticas que, según dijo, inflan los precios de medicinas que salvan vidas.

“Tenemos que asegurarnos que eso no sea permisible”, enfatizó Chiang durante una entrevista telefónica con California Healthline. Agregó que apoyaría el control de precios y los programas que recompensan a los médicos que recetan medicamentos rentables.

También le gustaría crear alianzas con agencias estatales como CalPERS, Covered California y Medi-Cal para aumentar el poder de compra de medicamentos del estado y obtener así las mejores ofertas. Pero reconoció que cambiar las políticas de Medi-Cal podría requerir aprobación federal.

Como gobernador, dijo Chiang, su prioridad en el área de salud sería implementar un sistema de atención médica dirigido por un solo pagador y administrado por el gobierno durante su primer mandato.

Pero aseguró que le gustaría construir el sistema de manera responsable, para que cubra a todos sin llevar a la bancarrota al estado.

“Sé cómo atraer fondos e implementar ideas de financiamiento”, dijo Chiang y recordó que él ha sido el único californiano elegido para ocupar los tres cargos con responsabilidad económica a nivel estatal. Antes de ser tesorero del estado, sirvió en la Junta de Ecualización y luego fue contralor estatal.

Pero no ofreció ninguna idea específica para financiar un sistema de pagador único.

Chiang, hijo de inmigrantes de Taiwán, dijo que apoya ofrecer beneficios completos de Medi-Cal a inmigrantes adultos de bajos ingresos que se encuentran en el país de manera ilegal, algo que el estado tendría que financiar sin ayuda federal. (Los niños ya son elegibles)

“Todos deberían estar cubiertos”, dijo Chiang. “Creo que la atención médica es un derecho”.

Delaine Eastin (Cortesía de Delaine Eastin for Governor 2018)

Nombre: Delaine Eastin

Partido: Demócrata

Edad: 70

Ciudad de residencia: Davis

Delaine Eastin cree que los estadounidenses podrían aprender algo de los europeos en el tema de atención médica.

Los países europeos pagan menos por el cuidado de salud y ofrecen a sus residentes una mejor cobertura, dijo la ex asambleísta demócrata y superintendente estatal de Instrucción Pública.

En los Estados Unidos, “estamos pagando mucho más por menos cobertura”, añadió.

Si es elegida gobernadora, Eastin adoptaría políticas al estilo europeo para evitar la consolidación hospitalaria, manejar la epidemia de opioides y reducir los precios de los medicamentos.

Por ejemplo, Suiza redujo el abuso de drogas al tratar la adicción como una condición de salud mental en lugar de un problema de justicia penal, dijo.

Para reducir los costos farmacéuticos, Eastin promoverá el uso de medicamentos genéricos y buscará que los californianos consigan los mismos precios reducidos en medicamentos que reciben los europeos.

También estudiará lo que hacen los europeos para evitar que los empresarios “codiciosos” acumulen monopolios en la atención de salud y aumenten los precios para los pacientes.

Al estar sexta en las encuestas, Eastin necesitaría un aumento significativo en su popularidad para llegar a las elecciones de noviembre.

Aseguró que su prioridad sería proporcionar cobertura de salud a más personas, y rápidamente.

“Estoy cansada de esperar”, dijo. “Tenemos que hacer algo con cierto sentido de urgencia”.

Eastin apoya la atención médica de un solo pagador. Si ese modelo no es posible, dijo, consideraría un modelo diferente de atención médica sin fines de lucro, como “Medicare para Todos”, que cubriría a todos, pero sin arruinar al estado. (Las personas inscritas en Medicare contribuyen al costo total del programa al pagar las primas y los costos de su propio bolsillo, y las aseguradoras, no el gobierno, administran las reclamaciones).

Mientras, Eastin apuntó que defendería los beneficios de los aproximadamente cinco millones de californianos que obtuvieron cobertura bajo ACA, y se opondría a las medidas republicanas para recortar Medicaid y debilitar el mercado de seguros individual. Indicó que también apoyaría los esfuerzos para expandir la cobertura integral de Medi-Cal a inmigrantes adultos elegibles que están en el país ilegalmente.

Es “peligroso” tener personas sin seguro, dijo, especialmente a la luz de los recientes brotes de enfermedades, como la hepatitis A, el año pasado.

Por último, Eastin aseguró que podría satisfacer las necesidades de atención médica de los californianos no solo porque proviene de una familia modesta que ha padecido problemas de salud, sino porque se siente “capaz” y sabe unir a las personas para encontrar soluciones.

“Me enorgullezco de hacer siempre mi tarea y de leerlo todo bien… y de ser una persona comprometida con la equidad y la justicia”, dijo.

Related Topics

2018 Elections Insight Noticias En Español